Orientación sexual

Orientación sexual: nos ¿enamoramos de hombres y/o de mujeres?

Hablamos de orientación sexual, o, mejor aún, de orientación del deseo erótico, para referirnos al hecho de si nos atraen, excitan, provocan y enamoran hombres y/o mujeres. 

Habitualmente la humanidad pone nombres a las cosas para poder entenderlas. Así que a las diferentes posibilidades de la orientación sexual también se les han puesto nombres, que simplemente describen la diversidad: 

​Decimos que si nos atraen personas del sexo opuesto, somos heterosexuales,

Que si nos atraen personas de nuestro mismo sexo, somos homosexuales. También se habla de gays para los hombres a quienes les gustan los hombres, y lesbianas para las mujeres a quienes les gustan las mujeres (en inglés se usa gay tanto para ellos como para ellas).​

​Y si nos atraen tanto hombres como mujeres, decimos que somos bisexuales.

La orientación sexual, al igual que la identidad sexual, es un hecho sobre el cuales no se elige, no es una opción. Es la que el cerebro dice que es, sin más. 

Al menos en este momento de la historia no sabemos por qué somos homo, hetero o bisexuales. Tal vez algún día lo averigüemos. A mi modo de ver, eso no tiene mucha importancia.

Obviamente, en terapia no vamos a intentar modificar la orientación del deseo de nadie, no tendría sentido, y además es imposible.  Lo que sí podemos hacer es resolver dudas, asesorar y acompañar a quien lo necesite, si en algún momento lo necesita.

Por otra parte, podemos asesorar y acompañar a madres y padres que lo requieran para entender y asumir la orientación sexual de sus hijos e hijas. Aunque obviamente es un tema que solo concierne a cada persona, contar con el apoyo y la aceptación de la familia es fundamental para que cada quien sea libre de vivir su vida plenamente.   

Pedir cita en www.amaturum.com

​En este artículo del blog se habla sobre orientación sexual:

¿En qué consiste mi trabajo como sexóloga?