Masturbación adolescente. ¿Qué hacer?

Hace un par de días me encontré con una amiga, madre de un chico adolescente, para tomar un café. Nos pusimos a charlar y al rato salió el tema de que había encontrado a su hijo, por casualidad, masturbándose… y no había sabido muy bien qué hacer. Como no es la primera vez que me hacen esta pregunta, traigo el tema hoy al blog.

Masturbación adolescente. ¿Qué hacer?

La masturbación adolescente

Tal vez lo primero que tengo que decir es que lo que estoy escribiendo vale igual para chicas que para chicos, y eso ya es importante. Porque tenemos asumido, bueno, o al menos bastante aceptado, que los chicos se masturban, pero no siempre lo tenemos tan claro para las chicas. Y sí, claro, se masturban ellas también, y es igual de saludable para ambos.

Creo que saludable es una buena palabra para hablar sobre esto. Aparte de agradable, pedagógica, divertida… todos estos adjetivos caben perfectamente en este tema. Los que no caben, para nada, son peligrosa, mala, fea ni ninguno que se le parezca.

Masturbación pedagógica:

Jejeje, suena un poco raro. Pero fue lo primero que pensé cuando uní los términos masturbación y adolescente en mi cabeza. Así que busqué la palabra “pedagógica”en el diccionario de la Academia de la Lengua, y dice esto: “En general, lo que enseña y educa por doctrina o ejemplos”. ¡¡Perfecto!! Eso es justo lo que quiero decir.

La masturbación es la mejor manera de enseñarte a ti mismx lo que es tu cuerpo, cómo responde a los diferentes estímulos, qué recovecos tiene y qué pasa al explorarlos. Sin presiones, sin miedos, sin prisas (ojalá sin prisas). Ya después, cuando tú mismx lo sabes bien, es mucho más fácil llevar lo aprendido al encuentro con otra persona.

Masturbación saludable:

Por saludable me refiero a que la masturbación es una estupenda manera de liberar energías, y de generar neurotransmisores y otros compuestos que producen bienestar y mejoran el sistema inmune. O sea, igual que cualquier otro disfrute erótico, el goce del propio cuerpo es una descarga de sustancias bioquímicas que mejoran la salud en prácticamente todas sus facetas.

Por cierto, chicas, también es un buen alivio para las molestias y dolores de la regla, por si te apetece probar…

También hay otra razón por la que la masturbación es saludable: evita problemas sexuales en el futuro. Si le das un vistazo a mi página, en casi todas partes hablo de que los motivos por los que viene la gente a mi consulta se podrían haber evitado con un buen aprendizaje, tanto en las aulas, o sea, con una buena educación sexual, como en privado, o sea, con la exploración del propio cuerpo.

Un ejemplo clarísimo es la eyaculación precoz. Prácticamente siempre ocurre porque los chicos aprenden a masturbarse a toda velocidad, por ejemplo por temor a que los pillen. Y luego esa respuesta se traslada a los encuentros compartidos, y aparecen los problemas. ¿Qué hago en la consulta? Enseñar a masturbarse bien. Con esto y poco más los resultados son espectaculares. Pero claro, la persona ha tenido que pasar por el problema de eyacular mal y pronto, de buscar ayuda, de pasar por la consulta… o sea, mejor prevenir.

En el caso de las chicas, ocurre lo mismo cuando me consultan por dificultades para llegar al orgasmo. Casi siempre pasa porque esperan encontrar un placer que no ocurre en muchas de ellas, por razones anatómicas: quieren orgasmar sólo con la penetración. Esto da para otro post, pero lo menciono porque cuando una mujer conoce bien su anatomía y la de sus placeres, sabe que esto es más bien complicado. Conoce su clítoris y lo mima y lo valora… cosa que ha aprendido masturbándose. 

Bueno, que me he ido. Volvamos a lxs adolescentes.

Sabiendo ya que la masturbación es buena, saludable, divertida y etcétera, queda el tema de gestionarlo con ellas y ellos. Creo que lo podríamos resumir en unos pocos puntos muy simples:

  • Nuestros adolescentes tendrían que saber que masturbarse en bueno y que no es cierto ninguno de los tabúes al respecto. No se van a quedar ciegos ni les van a salir pelos en las manos ni granos en la cara ni se van a ir al infierno ni nada de nada.
  • Deberían aprender que es una actividad que se desarrolla en privado. Pero además de saberlo, es importante que cuenten con un espacio privado para hacerlo, pero un espacio privado y seguro de verdad verdad. Deben saber que ese espacio, sea cual sea, será respetado por sus mayores. No queremos que anden con prisas, ¿no? Pues eso. En esto podemos ayudarles.

La masturbación en la adolescencia requiere privacidad y seguridad

  • Muchas veces, en especial los chicos, usan pornografía para estos menesteres (igual que los adultos, no es que tenga nada de especial). Yo no digo que esto sea bueno o deje de serlo, es simplemente la constatación de un hecho. Aparte del debate que se puede generar sobre las bondades o maldades del porno, que no es el tema de este artículo, sí creo que es útil que entiendan que una cosa es el porno y otra muy distinta la realidad. Porque el porno es muy mal espejo en el que querer verse reflejadxs, es cine o fotografía, no realidad. Abajo te dejo un video sobre esto que me encanta.
  • Y por último, también hay que cuidar no pasarse al otro lado y demonizar la ausencia de masturbación. Que hay chicos y chicas a quienes no les apetece masturbarse. Perfecto. Igual que hay adultos y adultas a los que les gustan unas cosas y no otras. No son bichos raros, ni muchísimo menos. Cada quien va a su ritmo y con sus gustos, en esto como en todo.

Te dejo un par de cosas que me gustan y que creo que te pueden servir:

El video sobre la diferencia entre porno y realidad. Aclaro: NO ME GUSTA encasillar la erótica en cifras, o sea, lo de los porcentajes, tamaños y eso, vamos a cogerlo con pinzas. Pero como mensaje me parece bien:

Y luego, uno de los libros que van en mi Taller de Literatura Infantil y Juvenil: una mirada sexológica, que habla sobre el descubrimiento de la masturbación por parte de una chiquilla. Se llama Cosquillas y es de Alba Barbe i Serra, Sara Carro y Nuria Fortuny  editorial Bellaterra. Me encanta:

Cosquillas, un libro sobre la masturbación en la infancia

 

Espero que este artículo te haya gustado. Soy Ana María Caro, médica sexóloga.

Aquí puedes suscribirte al blog, para que te llegue todo ordenadito. Sin spam, obviamente:

Suscribirse al blog de Amaturum, Sexología

¿Necesitas pedir una cita? Aquí te indico cómo:
Pedir cita en www.amaturum.com

 Para lo que me quieras decir, abajo está el formulario.

©Ana María Caro. Este artículo puede ser compartido, reproducido, leído y comentado de cualquier manera, siempre que se cite su origen y autoría.

Origen de las fotografías: Pixabay, licencia CC, no requieren reconocimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *