¡Feliz San Valentín! Pero, ¿Qué es lo que celebramos?

Me gusta San Valentín, tengo que reconocerlo. Bueno, en realidad es que me gusta cualquier excusa para hablar de Eros y para celebrarlo, aun siendo consciente de que mucha gente lo odia. La celebración de San Valentín, quiero decir. Y aunque suene raro, tengo que decir que también estoy de acuerdo con esa gente. (Como siempre, puedes descargar el artículo completo en PDF aquí: Feliz San Valentín)

¡Feliz día de San Valentín!

Y diréis, venga Ana María, defínete, ¿te gusta, o estás de acuerdo con quienes lo odian? Pues ambas cosas. Porque entiendo que quienes lo odian probablemente ven la parte comercial, y esa no me gusta nada. Como tampoco me gusta que haya que seguir un guion: cita, rosas, bombones, cena, sexo. ¡Es que no me gustan los guiones!  Ya lo dijeron estos dos pensadores, y a mí me encanta repetirlo:

Intimidad en las parejas

En cambio me gusta la idea de una fiesta en honor a Eros  que ha perdurado desde el comienzo mismo de la civilización occidental, porque Eros me cae bien.

Resulta que lo que ahora llamamos San Valentín es la versión cristianizada de las antiguas fiestas romanas de la Lupercalia, palabra que viene de Lupus, o sea lobo, y que se refiere a la loba que amamantó a Rómulo y Remo, legendarios fundadores de Roma, en la más antigua antigüedad.  Luego apareció Lupercus, dios de la fertilidad y de los rebaños, que por azares de las leyendas se asoció con Cupido (llamado Eros en Grecia, aunque no se parezcan sus retratos), para dar permisos y licencias eróticas durante el mes de febrero, y garantizar así la fertilidad de humanos y ganados.

Luego pasó de ser una verdadera fiesta desenfrenada y gozosa a ser una casta reivindicación del matrimonio, cuando hacia el año 500 de esta era el papa Gelasio la reemplazó por el culto a un santo llamado Valentín, que se supone que murió víctima del emperador romano Claudio II. ¿Por qué lo mataron? Por tener la osadía de casar a las parejas jóvenes de Roma. ¿O sea? Que les daba permiso para el sexo. La razón oficial fue que en Roma estaba prohibido el matrimonio, porque había que conservar solteros a los hombres jóvenes para que fueran mejores soldados.  Así que Valentín murió, lo hicieron santo y luego lo usaron para reemplazar los festejos eróticos, aunque solo dentro del matrimonio.

Es decir, que aparte de esas vicisitudes, lo que ha perdurado es el homenaje al disfrute del encuentro entre dos, y eso sí que me gusta mucho.

He dicho que no me gustan los guiones, pero eso no quiere decir que no me guste celebrar, así que en estas Lupercales/San Valentín, quiero haceros un regalo: he abierto mi archivo de frases y textos que me gustan y que colecciono desde hace tiempo, y os ofrezco una selección de mis favoritos. Y bueno, ya que estamos de regalos, incluyo alguna frase mía que ha surgido de mi trabajo como sexóloga.

Usadlas a vuestro libre albedrío, y si os inspiran vuestra particular celebración, mejor que mejor. ¡Que las disfrutéis!

Ovidio y San Valentín

 

___

“Busca lo que te apetece, y hazlo”

-Efigenio Amezúa

___

“El deseo se mueve en presente, no en potencial. Dice “Quiero”, no “me gustaría””

-Efigenio Amezúa

___

“Pueden formularse dos afirmaciones sobre el coito heterosexual: que es la forma más predominante de comportamiento sexual en la mayoría de los adultos de todas las sociedades humanas de las que tenemos conocimiento, y que raras veces, si alguna, constituye el único tipo de actividad sexual a que se entregan”

Conducta sexual. Clellan Ford & Frank Beach

___

Galeano en San Valentín

___

“No hay amor sin instinto sexual.

El amor usa de este instinto como de una fuerza brutal, como el bergantín usa el viento.”

José Ortega y Gasset

___

“El sexo es lo más divertido que se puede hacer sin reír.”

Woody Allen

 ___

Uno de mis súper-favoritos:

Julio Cortázar en San Valentín

 ___

“Al principio, el Pensador me planteó la siguiente pregunta:

“¿Lo que hay entre nosotros se basa sólo en el sexo?”

No respondí. No le dije:

“Yo sólo amo con mi cuerpo. No poseo ningún otro medio de expresar mi amor””

-Salwa Al Neimi: El sabor de la miel.

___

René Char en San Valentín

___

Este viene de parte de mi amiga Maisa Marbán:

“El amor es el único deporte que no se interrumpe por falta de luz”

-Noel Clarasó

___

Ana María Caro en San Valentín

___

Y por último, ¿necesitas banda sonora? Entre muchas otras que me gustan, siempre me ha encantado esta, porque plantea preguntas: Oh, ¿Qué será? De Willie Colón. Pero claro, esta es solo una sugerencia…

Aquí te dejo también esta historia narrada de viva voz:

Espero que esta nota te haya gustado y/o te haya servido. Si quieres enterarte de lo que voy publicando, te invito a que visites mi página, y dentro de ella mi blog. Y para que no te pierdas nada, puedes suscribirte aquí, así te aseguras de tener todo al día en tu bandeja de entrada. También puedes comentar este artículo o cualquiera de los del blog, o hacer sugerencias, preguntas o comentarios. Y por favor, siéntete libre de compartir este y otros contenidos con quien creas que le puede interesar.

Si quieres pedir una cita, aquí encuentras cómo hacerlo. Y si tienes algún proyecto, evento o idea que proponerme, ¡hablemos!

©Ana María Caro. Este artículo puede ser compartido, reproducido, leído y comentado de cualquier manera, siempre que se cite su origen y autoría

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *