Consulta por videollamada

Atención por videollamada en Amaturum, Sexología

Habitualmente se piensa en consultar a un/a sexólogo/a cuando se tienen problemas en los encuentros eróticos, como dificultades con la erección, la lubricación, la eyaculación, el orgasmo o los deseos, entre otros, o bien cuando la comunicación en la pareja no va todo lo bien que gustaría.

También trabajamos con personas que tienen dudas o inquietudes por su orientación sexual (ser hetero, bi u homosexual), o por su identidad sexual (transexualidad). 

Una buena opción en estos casos es la consulta por videollamada, que permite una mayor flexibilidad de horarios y evita desplazamientos. La videollamada puede usarse para asesoramiento, si tu consulta es más bien informativa, para terapia sexual o de pareja, si necesitas resolver alguna dificultad en concreto, o para acompañamiento, si lo que te preocupa no requiere terapia, pero sí contar con alguien que pueda estar a tu lado mientras entiendes lo que pasa.

Dependiendo de las necesidades, se pueden combinar algunas sesiones presenciales con algunas por videollamada. 

Mi trabajo se basa en los principios de Masters & Johnson, la Sexología Sustantiva y la Teoría Sistémica

¿Cuántas sesiones?

Depende del caso, pero no suelen ser muchas. En algunas ocasiones bastan una o dos, aunque lo habitual es que sean algunas más. Lo ideal es que las primeras sean una vez a la semana, pero eso dependerá de cada caso y es difícil de predecir. 

La flexibilidad de la videollamada permite que se programen sesiones habituales, de 50-55 minutos, o cortas, de 25 minutos, para resolver temas puntuales breves.  

¿Qué va a pasar en las sesiones?

Vamos a hablar de lo que está pasando, para poder saber lo que hay que hacer. Profundizaremos en la historia de la dificultad y en las opciones que tenemos para manejarla. Siempre pondremos tareas para casa, la mayoría de ellas diseñadas para cada caso concreto, y todas destinadas a tener herramientas prácticas para que la dificultad empiece a mejorar. También suelo proponer lecturas, películas o recursos parecidos que pueden ayudar a aclarar conceptos.

En las sesiones no pasará nada raro, no te haré pruebas diagnósticas ni de ningún tipo. Si hace falta alguna interconsulta o prueba con otro especialista la coordinaremos, pero no suele ser el caso. No suelo usar fármacos porque en la inmensa mayoría de los casos no son necesarios, pero si lo son te lo diré y lo valoraremos como una opción más entre las que haya disponibles.

¿Solo/a o en pareja?

Nuevamente depende. Si no tienes pareja actualmente trabajaré solo contigo, no hay ningún problema. Si tienes pareja, seguramente te recomendaré que trabajemos con él/ella, juntos. ¿Por qué? Porque la mayoría de las dificultades que se dan en pareja se solucionan mejor en pareja. Suele ser la forma más fácil y eficiente de abordarlas, aunque no la única. Si no se puede o no es pertinente, trabajaremos individualmente.

Pedir cita en www.amaturum.com

También pueden interesarte estas entradas del blog:

En qué consiste mi trabajo como sexóloga

Mi diccionario de las "disfunciones sexuales"

Eyaculación precoz. ¿Qué es, y qué hacer con ella?